17 Febrero, 2016 / escrito por Mario Novoa

Votar online permite votar más

Cuando partimos con EVoting, pensamos en realizar votaciones de directorio y reformas de estatutos, que son las votaciones más comunes y de las que todos hemos escuchado. Sin embargo, además de éstas votaciones, nuestros clientes están votando temas que nunca antes habían sometido a una votación. Así de simple: materias que antes no se votaban, hoy sí, aportando tremendamente a su democracia interna. En esta publicación exploraremos por qué ahora lo pueden hacer.

Organizar una votación con el sistema tradicional de papel es difícil, toma tiempo y requiere una coordinación extensa de lugares y personas. Como nos decía un dirigente de un sindicato minero hace poco: “Antes, para hacer una reforma de estatutos teníamos que hacer votación en 5 días distintos, nos tomaba semanas”. Me quedó grabado el final: nos tomaba semanas. Y eso es solo para una elección.

Como es de esperar, si cada elección les va a tomar un tiempo considerable, entonces se ven obligados a votar por las cosas estrictamente necesarias, o incluso únicamente en aquellas materias que la organización está obligada a votar. Por esto en un principio pensamos en votaciones de directorio y reformas de estatutos: porque en general es lo único que vota. O lo único que se votaba, hasta ahora.

Al votar online, en general, la organización de la elección es mucho más sencilla. Ya no se requiere coordinar tanta gente ni lugares y se ocupa mucho menos tiempo. Esto fue parte del diseño original de EVoting: tenemos que hacer un sistema que permita a los dirigentes y representantes enfocarse en promover ideas y no organizar elecciones. Es así como lo que antes era un dolor de cabeza ahora se transforma en una oportunidad: Como votar ahora es más fácil, entonces podemos votar más temas y más seguido.

Es así como nuestros clientes han realizado consultas de clima laboral, referéndums, elección de premios, preguntas de negociación colectiva reglada y anticipada, entre muchas otras. Como ahora votar es más fácil, entonces lo pueden hacer más veces. ¿Qué mejor? una democracia interna fortalecida y decisiones avaladas por las bases. Terminando la historia del dirigente minero, “ahora esa misma reforma de estatutos la votamos en 6 horas”.